Friday, December 2, 2011

Extraneāre

Qué extraño es extrañarte
cuando creí no poder extrañarte más

Cuando son mis huesos los que se quejan
y mis venas las que reclaman tu ausencia

Creí no necesitar más de tus palabras dulces
pero mis escalofríos
-al pensar tu nombre-
no opinan igual

Me convencí que tus labios
saben exactamente igual
a cualquier otro par mojado
… hasta que me besan
y no hay magía que me absorba
magía que me mueva
magía que me desnude la mirada

Qué extraño es extrañarte hasta con mis entrañas!









xc

Thursday, November 10, 2011

Tonta

Tonta al verme al espejo
y ver tu reflejo
en mi ombligo
decidiendo
qué camino tomar


Tonta al sentir
esto que siento
cuando no quiero sentirlo


Cuando sentir quiero
quiero desilusión
quiero desventaja
quiero indiferencia


Quiero no amarte
para poder dejarte


Tengo que dejarte
dejar de ser la tonta
que al ver su perfil desnudo
solo piensa en ti




xc


Monday, October 31, 2011

Cómo...


Cómo no extrañarte
si mi piel emana tu aroma
si respiro aún tu nombre
si eres mi compañía en la sombra

Quisiera poder decir
que te he olvidado
que he aprendido a caminar
sin tu hombro a mi lado
pero no... no puedo

Aún te lloran mis pecas
cansadas de buscarte
en la oscuridad que opaca
las noches de luna llena

En las noches menguantes
me tiemblan las manos
se caen las uñas
de mi rostro cansado


xc

Thursday, September 8, 2011

Cielo de lima y limón

Soldados de plomo zombies me rodean
van y vienen por esta ciudad acabada
por esta isla al parecer olvidada
de piratas y tiburones hambrientos
todos marchan bajo este cielo gris
con caras largas por los suelos
pies caídos y brazos lapidados
que se han olvidado de abrazar

Mirando arriba no puedo más que sonreír
intentando contagiar algún soldado
y ver el cambio en este pedacito de mundo
si todos disfrutáramos más de los cielos así

Cielos como el de hoy, cielos de lima y limón
que se toman bien fríos con vodka
Cielos que anuncian tempestades y alegrías
que acompañan perfectos el café bien cargado
del instinto vagabundo de querer salir corriendo

Tango, baile con un caballero

Será otra vez tu pierna
el camino torrentoso
de mi alma cumbre,
lastimero bandoneón

Cuando vuelvan las estrellas
al firmamento perdido
que se cuelan entre los tacones
el ritmo que se enamora de una canción

mis manos
llenas de sangre de nubes
pintaran tu nombre en los mausoleos
de estas ansias de partir en dos tu pecho
y dejarme dormir de espaldas
en tu boca empapada de ron

mis pies flotaran en la noche
dejándose llevar por tu pecho
por tus firmes dedos
que engendrarán deseos
de diosas en celo

y más gestos
serán pobremente disimulados
detrás de las bisagras
de mis manos
que se hacen humo
sobre tu piel

sigue la música nuestros pasos
cada nota una pieza que cae
el domino de esta marea
que viene y va entre arenas de sudor

es tu nuca la que acompaña
el clamor de mis deseos nocturnos
hambre de carne es ahora tu nombre
carne seré para tu boca

y mis colmillos atacan
tu piel que se desvanece
atrapada en mi lujuria
será mi presa entre gemidos
rogando por un segundo más

por un minuto más
una hora más

un quiebre de rugido sobre tu oído
aquel suspiro debajo de tu falda
de tus estrellas
de tu niebla hecha placer

continúa la música de fondo
ya las copas comienzan a derramar
el licor de almas que las llenan
las horas se pierden dentro de tiempo
y nosotros perdidos en nuestros cuerpos
no entendemos de agujas y minuteros

seremos remolino
contra el todo

un todo
arremolinado

remolino de piernas
tacones y bandoleón

remolino de almas
     deseos y sudor





Guindando

Cabellero de negra armadura
dos copas de vino
aguardan en tu alma
añejas de lágrimas secas

Quieres que te quiera
como me quieres querer

Alas de carbón rotas
en el suelo de mi alcoba
que te vieron partir de mi lado
quedando mudas y sordas

Quisiera con el corazón
quererte con pasión

Dedos artistas de letras
pintaron en mi piel poemas
de amor, dolor y sudor
cuando todos dormían

Quisiera quererte
como querer
quieres que te quiera

Estaré siempre guindando
del cuello de tu alma
y en tu pecho incierto
dejaré cada noche un beso

Tuesday, June 14, 2011

Hay días, como hoy...

Hay días, como hoy, en los que despierto y siento que he viajado al pasado. Quizás fue un sueño en blanco y negro, o un recuerdo que quedó flotando en mi mente. Pero hay días, como hoy, que quisier tenerte cerca. Poder verte a los ojos, como solía hacerlo, mientras acaricio tus manos y me pierdo en tu mirada. Días como hoy se me antoja el sabor de tus labios gruesos devorándose los mios. Tus manos inquietas y las mias ingénuas. Tenerte cerca para conversar de lo que sea, filosofar sobre temas mundanos y escribir poesía con caricias. Sentir que el alma se enamora cada vez que te siento cerca. Recuerdo esos días. Esos días cuando tenerte al alcance de un suspiro era una experiencia cósmica. Verte, así fuera de lejos, era una bendición. Nunca olvidaré esos momentos donde no era posible habla, solo mirar, admirar y desear. La vida, esa vida caprichosa e impredicible, hizo que nuestros caminos se cruzaran en el momento preciso donde más nos necesitábamos. En días como hoy, que me siento a recordar, agradezco a esa vida que nos vio amar, el aún saberte parte de mi vida. Hay días como hoy, en los que despierto y te extraño.