Tuesday, June 14, 2011

Hay días, como hoy...

Hay días, como hoy, en los que despierto y siento que he viajado al pasado. Quizás fue un sueño en blanco y negro, o un recuerdo que quedó flotando en mi mente. Pero hay días, como hoy, que quisier tenerte cerca. Poder verte a los ojos, como solía hacerlo, mientras acaricio tus manos y me pierdo en tu mirada. Días como hoy se me antoja el sabor de tus labios gruesos devorándose los mios. Tus manos inquietas y las mias ingénuas. Tenerte cerca para conversar de lo que sea, filosofar sobre temas mundanos y escribir poesía con caricias. Sentir que el alma se enamora cada vez que te siento cerca. Recuerdo esos días. Esos días cuando tenerte al alcance de un suspiro era una experiencia cósmica. Verte, así fuera de lejos, era una bendición. Nunca olvidaré esos momentos donde no era posible habla, solo mirar, admirar y desear. La vida, esa vida caprichosa e impredicible, hizo que nuestros caminos se cruzaran en el momento preciso donde más nos necesitábamos. En días como hoy, que me siento a recordar, agradezco a esa vida que nos vio amar, el aún saberte parte de mi vida. Hay días como hoy, en los que despierto y te extraño.

No comments:

Post a Comment